martes, 17 de marzo de 2015

CABALLEROS DE FORTUNA

Título: Caballeros de Fortuna
Autor: Luis Landero
Editorial: Tusquets Editores
Núm páginas: 328

SINOPSIS
Una voz anónima, surgida de uno de esos grupos que asisten ociosos al espectáculo de las vidas ajenas, reconstruye un suceso en el que cinco destinos privados se van poco a poco entrelazando hasta convertirse en uno solo, colectivo: Esteban el inocente descubre de pronto el fascinante mundo del dinero, el lujo y el poder, y se empeñará a su manera a hacerse rico y poderoso; el pequeño Luciano, como para culminar el fervor religioso en que le educaron, descubre el amor, imposible, que sólo encontrará descanso en su plenitud; Belmiro, viejo ilustrado, tras una vida de estudio se topa de golpe con la irracionalidad de las pasiones; don Julio, comerciante de mercería, detecta un día en sí mismo insólitas dotes para convertirse en líder político; y Amalia se debate entre el amor transgresor hacia una dolescente y el afecto sereno que le ofrece un hombre otoñal. La fatalidad convierte estas vidas en una aventura existencial azarosa en la que, como en las antiguas Ruedas de Fortuna, la ruina y la muerte, el amor y la gloria, se entrecruzarán de forma tragicómica.

Desde los albores de la escritura, en los mitos de las primeras civilizaciones, la tragedia era un eje sobre el que giraban las vidas del ser humano. El hombre vivía a través de las penalidades, las derrotas, los fracasos y las dificultades más extremas. Así ha sido también a lo largo de la historia; lo llevamos en nuestro código genético. Es precisamente la tragedia, o más bien dicho el fracaso, uno de los rasgos que caracterizan la bibliografía de Luis Landero, cuya segunda novela Caballeros de Fortuna no resulta una excepción.

Haciendo gala de su particular e inconfundible estilo, Landero nos presenta cinco historias. Las de cinco personas que viven en un mismo pueblo, y que en un principio llevan existencias totalmente ajenas; poco a poco el lector descubre el invisible entramado que une las unas con las otras hasta llegar a un desenlace en el que todo fluye en una única dirección. 

Cinco historias que nos presentan los aspectos sombríos de la vida; cada uno de ellos tiene sus propios anhelos, sus ilusiones, sus objetivos... pero los esconden, temerosos de compartir la felicidad en un pueblo ávido de cotilleos . La envidia, celos, los rumores malintencionados, la burla... estos ingredientes se mezclarán de forma explosiva en un final inesperado que da claro ejemplo de la visión del autor pesimista acerca de la naturaleza humana. En definitiva se nos presentan diferentes casos con un denominativo en común, el de personas con muchos proyectos en mente y que fracasan en todos ellos.

Volvamos al estilo narrativo, porque no creo equivocarme si digo que Landero es hoy en día el autor español que mejor prosa escribe, con un dominio del léxico apabullante y un tempo narrativo que se asemeja a observar con tranquilidad un enorme cuadro, fijándonos en los detalles que pasan inadvertidos al principio pero que suponen pequeñas sorpresas. Cada página supone un increíble mosaico en el que las palabras fluyen de una manera mágica componiendo frases memorables e ingeniosas sin parar. Así son los libros del escritor extremeño.

Es una novela que quizás para los acostumbrados a otros géneros pueda resultar algo complicada de leer o de seguir, pero no puedo dejar de recomendarla porque es una auténtica joya de la literatura española de finales del siglo XX. Será un clásico (si no lo es ya).


¡¡A más ver, lecturafílicos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comenta y comparte!