martes, 10 de marzo de 2015

UNA NOVELITA LUMPEN

Título: Una Novelita Lumpen
Título original: Una Novelita Lumpen
Autor: Roberto Bolaño
Editorial: Anagrama
Núm. páginas: 160

SINOPSIS
En Una Novelita Lumpen Roberto Bolaño abandona los territorios que han marcado su biografía e imaginario personal para trasladarse hasta la ciudad de Roma, escenario por el que varios personajes extremos deambulan entre el desasosiego y la locura. La joven protagonista, Bianca, tras la súbita muerte de sus padres en un accidente automovilístico, inicia un decidido descenso a los infiernos. 
Acompañada por su hermano y dos hombres misteriosos, Bianca se adentrará en un universo adulto, descubriendo las peores y más intrigantes facetas de la sexualidad y el engaño.


Lo primero que cabe decir de esta novela es que casi podríamos considerarla un relato algo más largo de lo habitual en la bibliografía del escritor chileno Roberto Bolaño. En la presente edición, se nota que han intentado alargar la extensión del libro para fines que todos podemos reconocer sin problemas...

Pero bueno, dejando al margen las dudosas técnicas de mercado nos centraremos en el libro. Había oído hablar mucho de la obra de Bolaño; muchas recomendaciones y más de un artículo alabando al escritor chileno. Tarde o temprano sabía que acabaría por leerlo. Y así ha sido, siendo ésta la primera obra que leo. Según algunos expertos Una Novelita Lumpen da la impresión de ser un experimento del autor, un ejercicio de escritura sin más pretensiones que explorar ciertos aspectos de la propia prosa de Bolaño. Y así es, esa fue la principal impresión que me causó la historia de Bianca y su hermano; esquemática y sin grandes alardes, tal y como sería el borrador inicial de toda novela. Haciendo un símil cinematográfico podríamos decir que es como esos cortos que más adelante terminan convirtiéndose en películas.

Y es que la historia no da para mucho más. Situada en Roma, aunque sólo de manera nominal ya que podría ser cualquier otra ciudad del mundo, la historia de dos hermanos que se ven abocados a vivir las pequeñas miserias de una vida abocada al sufrimiento no deja de ser un tema muy mundano, pero universal. El tono descarnado con el que se habla de violencia, sexo y tristeza conjunta a la perfección con los hechos narrados. Éstos son pequeños, no hay nada de loable en ellos. Ya desde el principio la protagonista deja claro lo que cabe esperar de su historia, salpicada por todas partes de indiferencia ante el futuro; de hecho unas escenas de sexo sirven de ejemplo perfecto para dar forma a la idea de la despreocupación ante lo que pueda suceder. 

Hay dos partes bien diferenciadas dentro de la historia. En la primera se nos presenta la vida que llevan ambos hermanos en el piso de sus padres, su día a día enfrascados en unas vidas anodinas y con unas perspectivas de futuro nefastas. Las frustraciones iniciales dejan paso a la resignación, hecho que adquiere la categoría de clave para entender el verdadero espíritu de la novela. En la segunda parte vemos cómo se intenta llevar a cabo un plan para intentar cambiar el curso de sus existencias, pero desde el principio el poco énfasis que ponen en ello (enfatizado gracias a la prosa de Bolaño) deja entrever el resultado de tal intento; lo que parecía ser un giro de ciento ochenta grados termina siendo fagocitado por el terrible empuje de la indiferencia.

Y es que la novela se lee casi sin querer; todo sucede de una manera como podría hacerlo de otra, sin que eso resulte importante. Porque en el fondo la vida es como es, parece querer decirnos Bolaño, y de poco sirven los esfuerzos que uno haga para intentar cambiarla.

Considero que todo el que quiera iniciarse en la bibliografía de Roberto Bolaño debería tener en cuenta Una Novelita Lumpen a modo de iniciación, pues la historia es muy fácil de leer, muy corta pero uno ya puede empezar a reconocer ciertos rasgos que serán característicos en la obra del autor chileno.


¡¡A más ver, lecturafílicos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Comenta y comparte!